Detalle ficha: Arpa

Institución responsable
Museo Regional de Rancagua
N° de Registro
10-915
N° de Inventario
967
Clasificación
Historia - Instrumentos Musicales
Objeto
Dimensiones
Alto 1.46 Metros
Ancho 62 cm
Técnica/Material
Descripción
Instrumento musical. Cordófono de cuerda pulsada que se ejecuta apoyado sobre el suelo. Objeto compuesto por una consola ondulada de sección plana con treinta y ocho clavijas, una caja de resonancia trapezoidal, una columna torneada, y está soportado por cuatro pequeñas patas cónicas de madera torneada en la parte inferior. Consta de treinta y ocho cuerdas que van desde el clavijero a la parte central de la caja de resonancia. Está elaborado en madera tallada, torneada, pulida y barnizada de color marrón rojizo oscuro.
Estado de Conservación
Regular
Historia de propiedad y uso
El arpa es un cordófono de arco cerrado, deriva de uno de los tipos de instrumentos más antiguos que conoce la humanidad: el Arco de Sonido. Familiar directo de las liras antiguas y clásicas, como las griegas y romanas, de forma ovalada o semicircular, evolucionó de las más complejas que existen, como el arpa Celta, profusamente decorada, con una caja de resonancia pesada y de gran tamaño, hasta las que encontramos en la actualidad. Desde los pequeños arcos de sonido y las liras, instrumentos que el ejecutante podía interpretar sosteniéndolo con una mano, el arpa aumenta de tamaño en virtud de su sonoridad, incorporando una caja triangular o trapezoidal con base sobre el piso, permitiendo al músico pulsar las cuerdas con ambas manos. La caja de resonancia del arpa es perpendicular a las cuerdas que se encordan en un clavijero normalmente ondulado que va en la parte superior y se prolongan hasta la caja. La cantidad de cuerdas varía entre 32 y 38 y a diferencia de las arpas europeas, adecuadas para su uso en orquesta, el arpa que se usa tradicionalmente en Chile, es de menor tamaño, aunque proporcionada en todas sus partes. Se sostiene que habría llegado a Chile desde el Virreinato de Lima y su uso, en un inicio ligado a ámbitos rituales, como acompañamiento a la música sacra, paulatinamente fue incorporándose al repertorio durante festividades y tertulias en las casas, en el transcurso del tiempo pasó a integrar conjuntos folklóricos. Hasta el Siglo XIX, los cronistas destacan el hecho de que en Chile el arpa era ejecutada por mujeres a diferencia de lo que sucedía en Europa, esta tradición se mantuvo hasta mediados el Siglo XX, cuando los intérpretes masculinos comienzan a hacerse más frecuentes. En la actualidad el arpa forma parte integral de la música folclórica de la Zona Central de Chile y destacan en especial las bellas tonadas en una o más arpas solistas.
Ubicación
Depósito
Forma de adquisición
Compra
Procedencia
Guillermina Díaz
Fecha de adquisición
1997-06
Registrador
Iris Moya Fuentes
Fecha de Registro
2017-10-12